Morirse como Antonio Escohotado

Un millón de veces le preguntaron por la canción de su vida, y un millón de veces respondió Antonio Escohotado, con fidelidad cristiana, Don’t think twice, it’s all right, de Bob Dylan. Que antes que canción, o después, es una filosofía y un deambular…

Cómo acabar con la corrección política

Cuando Quentin Tarantino tenía 30 años y un tupé razonablemente frondoso, y una perilla de informático virgen, y un currículo de folio en blanco, tuvo el arrojo de plantarle cara a Harvey Weinstein (el distribuidor de cine independiente más importante de Estados Unidos) para decirle que no…

Canción de dos

Al final uno pierde la cuenta y ya no sabe si estaba enamorado o si es la cabeza que busca tiempo para campar a sus anchas, sin pausas de hidratación y con el día por delante, hasta encontrar su nombre en las esquinas y…

Tengo que seguir mi propio camino

Aparece, junto a la caravana que lleva su nombre, este cowboy rubio y flaco. La camisa abierta, el dorso acardenalado, la mirada cansada. Un toro llamado Sunshine lo ha derrotado, nadie resiste ocho segundos en su lomo; ni siquiera Junior Bonner, al que todos…

El último hombre

Si el fútbol sólo es fútbol, ¿qué hacemos tantos aquí? La literalidad siempre deja de lado lo importante. La muerte de Españeta es la muerte del último hombre —que estuvo, que vivió, que entendió— y produce la tristeza que producen las marchas de las…

Un poco de silencio

Hace dos domingos mirábamos desde el pedestal a los italianos, de camino al estadio o a la mani, y nos compadecíamos de su torpeza: son un desastre, son peores que nosotros, ¿por dónde tenía que entrar el virus? El lunes 9 comenzamos a preocuparnos,…

Así es como gano

  «¡Vamos, KG! Esto no es diferente. Así soy yo, ¿vale? No soy un puto atleta. Esta mi manera. Así es como gano». Howard Ratner en Diamantes en bruto. Entra en Netflix, busca Diamantes en bruto —o Uncut Gems— y agárrate al sillón. El…

Recuérdame cuando yazga en la tierra

  «Alguna vez lo he comentado. Si pudiera escoger ser otra persona, nacer en otro lugar y en otra época, escogería ser Jeff Buckley. Mi fascinación hacia este hombre y su trabajo de presentación al mundo, Grace, continúa intacta desde los últimos años de…