Mientras morías, Sócrates

Te descubrí como un regalo inesperado: investigué para un programa de radio y encontré tu nombre. Me interesé tanto por ti, Sócrates, uno más entre seis hermanos, hijos de un padre nostálgico de Grecia, que seguí buscándote en biografías, te busqué en publicaciones antiguas…