La buena noticia

Sólo había dos españoles en el hotel. No había más huéspedes, a decir verdad, y no los hubo el resto de la semana. Era febrero y, sin embargo, no hacía frío. Las noches trascurrían en silencio y el silencio apenas se veía interrumpido, en…