Tengo que seguir mi propio camino

Aparece, junto a la caravana que lleva su nombre, este cowboy rubio y flaco. La camisa abierta, el dorso acardenalado, la mirada cansada. Un toro llamado Sunshine lo ha derrotado, nadie resiste ocho segundos en su lomo; ni siquiera Junior Bonner, al que todos…