Una sátira inofensiva llamada «Jojo Rabbit»

¡Llegaron los Oscar! Una de las protagonistas de la noche con sus seis nominaciones fue Jojo Rabbit, la sátira escrita y dirigida por Taika Waititi. Una película ágil y divertida contada desde la perspectiva de un niño de diez años y en el escenario de los últimos coletazos de la Alemania nazi. Pero la pregunta es: ¿consigue tener el efecto provocador y moralizante que pretende? La verdad es que no, a diferencia de clásicos como El gran dictador (Charles Chaplin, 1940) o Ser o no ser (Ernest Lubitsch, 1942). Sin embargo, consiguió Waititi con Jojo Rabbit el reconocimiento a mejor guion adaptado –por delante de una película infinitamente superior como El irlandés (Martin Scorsese, 2019)– y quiso recordar a la mujer que hizo todo esto posible: «Gracias a mi madre por ser mi madre, y por haberme leído el libro que adapté hace tantos años». Sin ser la película nada del otro mundo, siempre es emotivo escuchar estos agradecimientos.

A. K.

Todos y ninguno. Esta es la cuenta del Estado. Con iniciales rusas.

Anima el debate

Your email address will not be published.