Harvey Weinstein, conocido en nuestros días como el violador condenado tras años de inmunidad, es una figura fundamental para explicar el cine (o su industria) a partir de los noventa. Llegó de la nada y, a base de aciertos —Pelle el conquistador, Sexo, mentiras y cintas de vídeo, Reservoir dogs, Pulp Fiction, entre otros títulos comentados en este vídeo—, se convirtió en el rey del cine independiente. Una cosa no quita la otra. Todos los directores de talento quisieron trabajar con el cofundador de Miramax, que consiguió llevar el universo independiente a las grandes salas y disolver la frontera que separa al cine artístico del cine comercial. Con sus pros y sus contras. Desde aquí se recomienda la lectura de Sexo, mentiras y Hollywood, de Peter Biskind, donde está el 95% de lo que se cuenta. Harvey Weinstein cumple, ahora, una larga condena por motivos que abordaremos en otro vídeo.

Deja un comentario

Tu cuenta de correo electrónico no aparecerá publicada. Los campos obligatorios están marcados*

Introduce tu búsqueda y dale a enter